Introducing: “El blog de bel Riddle”, yay!

¡Hola lectores, soy bel Riddle!

Capaz que esta sea la última entrada que escriba acá. Y digo capaz porque me conocen; pasé de blogspot a wordpress a blogspot nuevamente, ¿quién dice que la claridad estética de wordpress no gana otra vez en el futuro y me hace volver?

Como sea, no quiero agobiarlos con una entrada súper larga sobre por qué cambio de plataforma (buu, ya sabemos bel, en wordpress no tenés seguidores). Bueno, en parte es cierto (aunque no, AMO y MUCHO a mis 72 seguidores so, ¡shut up!). Aunque algo tiene que ver. No los seguidores, que si bien son importantes y en futuro muy lejano podrían beneficiarme de algún modo, son sólo un indicador: lo que estoy buscando es, principalmente llegar a más gente.

Supongo que antes escribía por escribir sin esperar nada a cambio. Los que leyeron alguna de mis reseñas saben que las escribía como para hacer catarsis, para sacarme todos os feelongs y poder seguir con el siguiente libro en mi TBR.  Ahora, sin embargo, creo que puedo llegar a tener algo para decir. Y porque creo que tengo algo para decir, me gustaría que eso que digo llegue a más gente. Eso hace que sea necesario mudarme a una plataforma más utilizada.

Blogs de reseñas hay muchos y muy buenos. ¡Excelentes! Todos tenemos nuestros favoritos, ¿no? Pero últimamente siento que no muchos se están animando a hablar alto y claro sobre temáticas como diversidad sexual, feminismo, violencia de género, y otras cosas que creo que deberían tratarse en la movida. Y no, no estoy diciendo que tienen que hacerlo; va con lo que uno quiere hacer, con la visión que tiene, con las intenciones subyacentes y, en definitiva, CON LAS GANAS, porque estoy es mayormente un hobbie. Pero me di cuenta de que son temas sobre los que yo quiero leer. Son temas sobre los que quiero hablar y debatir y discutir y… ustedes entienden. Mientras más gente lea lo que sea que termine escribiendo, más feedback tendrá, mejores debates se abrirán, más voces se escucharán. En mi nuevo blog espero poder generar un ambiente donde se hable más, y sin tapujos, sobre estas problemáticas, siempre, por supuesto, relacionado con mis lecturas, porque no pienso dejar de leer y no veo cómo mi vida pueda dejar de girar en torno a mi biblioteca. Al menos no por ahora. Con esto quiero decir que no voy a dejar de hablar de lo que sea que esté leyendo porque, convengamos que si voy a atenerme a leer solo libros LGBT/ feministas/ otras “problemáticas”, entonces mis posts van a ser menos frecuentes que lo que vienen siendo ahora XD

Así que si les interesa (obvio que si no, está todo bien) pueden ir a belriddle.blogspot.com.ar que ahí ya los espera una reseña de Lunes LGBT ❤

BANNER BLOG 2

Obvio que es “El blog de bel Riddle”, chicos, ¿qué otro nombre le iba a poner?

Wrap up #2: ¿Qué leí en el segundo trimestre del año?

¡Hola lectores! He vuelto, después de mucho tiempo, con una entrada que a nadie le interesa pero WOW, leí bastante en junio y bueno, mitad de año es un buen momento para hacer balances y ver cómo estamos en el largo camino a cumplir nuestras metas de “Cantidad de libros que quiero leer en el año”, ¿no?

Por acá van a poder ver lo que leí en los primeros tres meses del año, y a continuación un breve resumen de lo que leí en abril, mayo y junio.

Una vez más leí un poco de todo. Me llama mucho la atención la cantidad de sagas que empecé.

SAGAS EMPEZADAS

Después de conocer a Jim C. Hines en la Feria del Libro (literalmente “después”: el día siguiente) fui al stand de El Ateneo y me compré TODA la saga de Magic Ex Libris. Ya leí los dos primeros y OH POR DIOS ¡¿CÓMO NO LEÍ ANTES ESTA GENIALIDAD?!

También después de conocer a Allen Zadoff y convencerme de que es el tipo más copado del planeta, y gracias a que Agus me regaló su primer libro, empecé con “Yo soy el arma”. Estoy súper enganchada y ni bien cobre el aguinaldo voy a conseguir “Yo soy la misión” porque esta saga es completamente fresca y tiene un ritmo tan genial que odié no tener ese libro ni bien terminé con el primero.

Otra saga que empecé es la de Kirtesn White, “Hija de las Tinieblas” que… ¿qué dicen? ¿Quieren reseña? ¿Quieren lectura conjunta? Sí, me re prendo para una relectura, porque lo AME, y ya salió la segunda parte (es una trilogía) en inglés, así que estoy comiéndome las uñas esperando que VRYA publique “Now I Rise” en Argentina ♥

También empecé, POR FIN, la saga de Percy Jackson, y el segundo de ésta es otro libro que voy a comprar sí o sí ni bien tenga algo de plata. No necesito hablar más de Riordan, ¿no? ¿todos lo conocen y lo aman? Bien.

La última saga/serie que empecé fue “La Mansión de las Furias”, la nueva de mi ídola Maddie Roux, que también vino a la feria y fue mágico conocerla. Si bien no me gustó tanto el plot, ni la construcción de los personajes, así como creo que no resultó convincente la ambientación, y encontré muchos, DEMASIADOS errores en la traducción… es Maddie Roux. Y TBD me está enviando la versión en inglés, así que voy a releerlo y después les contaré con más detalle, si quieren.

SAGAS EMPEZADAS

¡Y de Maddie Roux también terminé saga! “Escape del Asylum” no decepcionó como culminación de la saga Asylum, y por acá pueden leer mi opinión al respecto. Acá también pueden leer mi opinión sobre El Director, de la misma autora, y el “Sanctum” que ven ahí fue de mi relectura/ lectura en voz alta a mi mamá (que varios la conocieron en la feria y no me van a dejar mentir: ¡ES LO MÁS, RAMONA!)

Además (y principalmente en Junio, yay!) participé en algunas Lecturas Conjuntas!

SAGAS EMPEZADAS

Amé cada segundo de esto. Necesito más LCs en mi vida. ¡Hagamos una!

“Pax” se llevó cinco estrellas porque es de lo más tierno. Y te rompe el corazón.

Con “American Gods” y con “La Lógica Inexplicable de Mi Vida” me pasaron cosas similares: Me abandonaron con la LC (:P) y el autor no cumplió con mis expectativas, pero, aclaremos: mis expectativas eran muy, MUY altas en ambos casos. ¿Por qué? Bueno, Gaiman es Gaiman, y Benjamin Alire Sáenz es… Benjamin Alire Sáenz.

Benjamin Alire Sáenz escribió “Canción Nocturna”, que fue uno de los mejores libros que leí en el año. Si bien no es abierta ni (mucho menos) exclusivamente de temática LGBT, me pareció correcto agruparlo con los libros de temática de diversidad que leí, que no fueron tantos como en el primer trimestre pero igual estuvieron ahí:

SAGAS EMPEZADAS

De “Si yo fuera tu chica” ya hablé un poquito (y bastante más en mis redes) y creo que necesito sentarme una tarde, releerlo, y hacer una reseña pensada y sentida. No va a cambiar que no fue uno de mis favoritos, pero tal vez en frío deje de molestarme tanto la visión de la autora.

“Este libro es gay” es un manualcito muy bueno para chicos que están cuestionando su género y/o su sexualidad, y para sus padres. Con humor, trata y retrata temas de mucha importancia (bullying, actos sexuales, enfermedades venéreas, espacios seguros, íconos gays, entre otros). Es una lectura muy fresca que recomiendo mucho.

Y también leí (¡por fin!) “GEORGE”. En Goodreads escribí, y mantengo: ¡Hermoso por donde lo mires! Amé el uso correcto de los pronombres a lo largo de todo el libro. Es algo súper importante para las personas trans, y que no siempre es bien tratado [acá estoy mirando mal a “El arte de ser normal” ¬¬]. Me gustó que contara sólo unos días en la vida de George, pero que pudiéramos verla abrirse con la gente que es especial para ella. La familia y la amistad arriba de todo, debe ser lo que más me gustó de todo el libro…” y, sí, ya sé, qué pesada, pero ¡TIENEN QUE LEER ESTE LIBRO!

SAGAS EMPEZADAS

También leí… esto. No sé en qué categoría entran.

“La sonada aventura de Ben Malasangüe” fue el primer libro que leí en mi vida, tal vez. En mi escuela la Señorita nos leyó el primer capítulo y yo quedé tan enganchada que insistí hasta que mamá me llevó a la biblioteca, y lo terminé ahí mismo. Ahí empezó un período en el cual mi madre me dejaba todos los días a las 5 pm. en la biblioteca y me volvía a buscar a las 8 pm., cuando cerraba, y sí, ahí leí MUCHO. Y fui feliz. Así que cuando lo vi en la FIL lo tuve que comprar y lo devoré en un ratito.

“A todos los chicos…” tal vez tendría que haber ido con “sagas que empecé” pero no pienso seguir leyéndola así que… no. Ojo, no me desagradó el libro. De hecho fue una linda sorpresa, pero… no veo la necesidad de una continuación y tampoco es un género o un estilo que me vuelva loca, así que lo considero auto-conclusivo (¿cómo es el dicho? ¿Retirate mientras estás ganando?)

YYYYYYY, last but no least (¿?) YES, leí los primeros cinco tomos de SAILOR MOON ❤

SAGAS EMPEZADAS

Amo todo lo relacionado con este manga. ¿Quién no?

¿Y ustedes? ¿Qué anduvieron leyendo? ¿Coincidimos en alguno? ¿Cómo van con su meta de lectura?

Y si llegaron hasta acá abajo: ¿Quieren reseña de alguno de estos libros en especial? Y más importante, si estuviese pensando en mudar el blog a la plataforma hegemónica (?!) blogspot, ¿me seguirían? Comenten sin pudor, que somos pocos y nos conocemos mucho.

¡Nos vemos la próxima semana!

Reseña: Escape del Asylum, de Maddie Roux <3

¡Hola lectores! ¿Cómo andan? Yo FELIZ porque empezó la Feria del Libro y este año se vino con TODO. Y con TODO quiero decir que de los… 10? Días que van de feria, fui a SIETE, y siempre hubo algo para hacer. Y es muy genial.

El movimiento BBB se expande a ritmo vertiginoso, y con ello los nuevos sellos editoriales juveniles, como VRYA, que no solo edita justamente el título que hoy comento sino que también ¡NOS TRAE A MADELEINE ROUX A LA ARGENTINA!

MADDIE

Ok, ok, estoy calmada… No, chicos, la verdad es que no me calmo nada. ¿Les conté que yo conocí  a la editorial gracias a Asylum? Me enamoré de esta saga cuando me crucé con la portada de Sanctum en un Cúspide y compré los tres primeros libros de un saque (sí, llegué tarde, pero apuesto a que soy una de las primeras en terminar toda la saga :P)

El libro que nos convoca hoy (¡el último de la saga!) lo leí hace ya varias semanas, pero se me ocurrió dejarles la reseña hoy para cerrar el ciclo Asylum, arrancar limpios con House Of Furies (WOW!) y, obviamente, para que salgan corriendo a comprar todos los libros de Roux y nos veamos en la presentación que hace el 13 de mayo en la feria.

Ahora, lo de siempre:

ESCAPE

Si Ricky Desmond tan solo pudiera hacer entrar en razón a su madre, la convencería de que él no pertenece al hospital psiquiátrico Brookline. Allí no hay ningún paciente como él: ni el hombre que cree que puede volar ni la mujer que asesinó a su esposo. Todo lo que Ricky hizo fue perder la cabeza un poco… y solo ocurrió una vez. Pero cuando el director Crawford lo selecciona para un programa muy especial –un programa que, según el propio director promete, no lo curará, sino que lo perfeccionará– Ricky se da cuenta de que tal vez no tenga tiempo para hacer entrar en razón a su madre.

Debe escapar ahora o puede ser demasiado tarde.

Este libro se sitúa temporalmente cuando Daniel Crawford era el Director del Brookline Asylum ♥ y nos ubica a la par (literalmente, hay partes en que las líneas temporales se superponen y eso está BUENÍSIMO) de “El Director” (reseña haciendo clic). Lo que significa que volvemos a ver a la enfermera Jocelyn Ash, aunque ya no es nuestra protagonista, sino un personaje más de esos que, tan típico de Roux, te hacen acordar un poco a Snape: ¿Confío o no confío? ¡Qué dilema!

Nuestro prota es Ricky, quien tiene conductas sexuales desviadas y arrebatos de furia. O sea… *respiro* ES BISEXUAL y está un poco enojado con el mundo por cómo lo trata. ¡Yay por la representación, Maddie! Si bien no es nuevo tener diversidad en esta saga (mi bae Jordan es gay, lo mismo que Cal, y me juego lo que no tengo a que Abby es asexual, o demi), no hay muchos libros dando vueltas con protagonistas bisexuales así que FOUR FOR YOU, MADDIE! YOU GO, MADDIE! Además, la compinche que también está atrapada en Brookline (y que si no te cae bien no sé qué estuviste leyendo) es Kay, una chica trans. Así que, ahí va.

“Escuché que el servicio a al habitación es terrible allí arriba. Tienes que quejarte con el gerente. ¿Yo? Estuve en el spa todo el día. K.”

Les juro, en dos oraciones sobre Kay Maddie me hizo sentir más… bronca, impotencia, tristeza, y ganas de provocar un cambio en la forma en que son vistas/ tratadas las personas trans que otros autores que escriben 300 páginas de temática de identidad de género. ¡La representación es tan importante y Roux lo hace tan bien! Todavía no sé qué voy a decirle cuando la vea en la feria, pero sin dudas un “desde la comunidad, te digo GRACIAS” está en la lista.

“Ella y los demás pacientes autorizados a presenciar la gala del director estaban vestidos para la ocasión: sencillas camisas blancas y pantalones para los hombres y las mismas camisas y faldas negras decentes para las mujeres. Kay se retorció en sus pantalones; se veía desdichada. Era un evidente insulto del director, pero Ricky se había asegurado de salir de la neblina de su nerviosismo para decirle que igual se veía bonita, incluso sin la falda”

(Te amo, Rick)

La historia que nos cuenta Escape es todo lo tétrica que uno espera de la Saga Asylum, especialmente cuando se trata de el Crawford que no es Dan, el chico adolescente que ve cosas que no debería ver, sino Daniel, el Director visionario, pionero, adelantado a su época… eh, digo, el monstruo, manipulador, carnicero, despiadado Daniel Crawford.

Ricky llega a Brookline y piensa que va a ser como los otros centros a los que su madre y su padrastro (que es de esos tipos despreciables a lo Dolores Umbridge) lo mandaron con anterioridad (o sea, Ricky tiene historial de conductas sexuales no aceptables -meh- y es u poquito violento a veces); pero no pasa mucho tiempo antes de que se de cuenta de que algo no está bien en ese lugar, que hay un interés especial puesto en él que no puede augurar nada bueno, y que tiene que ESCAPAR *guiño-guiño*. Rick no va a saber en quién confiar y en quién no; no sólo se va a encontrar con que no sabe si puede confiar en quienes lo rodean, sino que llegado un momento no sabe si puede confiar en sí mismo, y todo lo que querés es entrar al libro, abrazarlo y sacarlo de ahí, Crawford be damned.

“No corras, no te escondas. Pelea.”

Crawford está en el pináculo de su carrera, sus ansias de conocimiento y de poder no dejan de crecer; sabíamos desde antes qué buscaba, pero nunca cómo intentaba conseguirlo, y acá nos cuentan todo con lujo de detalle. En serio. Es macabro. Y bellísimo.

Otros personajes que ya conocimos aparecen, pero no quiero hacer spoilers por lo que les digo: si se quedaron con ganas de saber algo más de la historia de Brookline o de algunos de sus pacientes, lean Escape del Asylum. Es una gloriosa vuelta a Brookline (que, seamos sinceros, lo extrañamos un montón en Catacomb. Terrorífico y todo, el antiguo manicomio se ganó un lugar en nuestros corazones asylers).

No voy a mentir, algunas cosas me parecieron flojas (el final me pareció medio apurado, pero como ya sabemos todo lo que pasa en el futuro, lo entiendo).  Algunas cosas me hubiera gustado que las desarrollara más (básicamente, quiero diez libros más sobre Brookline), pero Madeleine no pierde el estilo y te mantiene en vilo hasta el final: de verdad no sabés si Rick va a poder escapar, no sabés si la enfermera Ash es de confianza, no sabés qué va a pasar con Kay…

Exacto. Si quedaste manija con Brookline y Catacomb te pareció genial pero sentiste que necesitabas volver al Manicomio para un par de sesiones más, esto… ¡corré al stand 1617 del Pabellón Amarillo de la Feria del Libro y comprá “Escape del Asylum”! De paso hacés que Madeleine Roux te lo firme el sábado 😉

Wrap up (???): ¿Qué leí en el primer trimestre del año?

¡Hola lectores! He vuelto, con una entrada que a nadie le interesa pero me gusta hacer balances *saca la lengua y se cruza de brazos mientras le da pataditas al suelo*

¿Qué estuve leyendo? Por acá lo que leí en Enero más detalladamente (?), y a continuación algunas reflexiones sobre mis lecturas del primer trimestre de este 2017.

La verdad es que  pensé que no iba a poder mantener el ritmo que llevé en Enero pero, si bien no llegué a leer TANTOS libros como en esas dos benditas semanas de vacaciones en los dos meses que siguieron, estoy bastante contenta tanto con mis números como con la calidad de los libros que leí este año.

CHALLENGE

Hubo un poco de todo. Cierto que no puse muchas 5★, pero tampoco puse notas tan bajas… creo. La mayoría de mis puntuaciones fueron de tres y cuatro estrellas, por lo que no me sorprende que mi promedio de puntuaciones sea de 3.4/5.

Las 5 estrellas se las merecieron, a mi entender, Aristotle & DanteHarry Potter and the Sorcerer’s Stone, y Carry On. Entiendan, Carry On fue el primer libro que leí en el año y mi OTP queer terminó siendo canon. Nunca me había pasado, ok?

La puntuación más baja se la llevó Anne & Henry, por los motivos que ya expliqué.

rr
Mi gran descubrimiento este año fue Rainbow Rowell. Las grandes y gratas sorpresas también me las llevé de ella, porque no esperaba que Landline y Attachments me gustaran tanto, pero WOW, libros favoritos para toda la vida, si los hay.

Algo que me gustó mucho de mis lecturas de este año es que pude incorporar varios libros qqqqqdiversos: libros con protas transgénero, como The Art of Being Normal, El corazón de la bestia, y Escape del Asylum, por ejemplo (Ok, Escape… lo leí en Abril así que menciono también acá”Si yo fuera tu chica“); y libros con personajes queer (Carry On, Ari&Dante, Te daría el mundo, Yo, Simon, El Director y Escape del Asylum, e incluso la adaptación de La Bella y La Bestia me presentó a un abiertamente gay LeFou, ¡SOY FELIZ!).

Espero poder seguir leyendo libros que den visibilidad a la comunidad SAGA/LGBT+, normalicen nuestra realidad, y brinden la representación necesaria, que hace tiempo viene postergada.

qqqqq

Gracias a La lección de August, Diferente, y Nada es suficiente, pude leer sobre otras temáticas sensibles sobre las que también quiero leer más. Necesito leer más. Todos deberíamos leer más: personas con capacidades diferentes, enfermedades que no entendemos, violencia de género, son todas temáticas que AMO encontrar entre las novedades de la literatura Young Adult, y espero que cada vez sean más los libros que tratan esto.

qqqqq
Empecé y terminé la saga de La Quinta Ola! ¡Hurr– ah, no, paren, que Yancey anunció que va a sacar más libros, así que no la terminé. Igual, HURRA! Porque HACHA. You feel me?

Y empecé otras que no voy a seguir (Dorothy Must Die, y su problemática edición)

También pude leer algo de cómic por primera vez en MESES! YAY! Súper extrañaba el formato de las novelas gráficas… tengo un par que espero agarrar este finde XXL ♥

No leí tanta fantasía como en otros años, y leí muy poco terror. Espero remediar eso en Abril (Drácula anotado, te estoy mirando a vos). Pero leí MUCHO romántico… 

qqqqq

Además, leí mucho fanfiction, gente. Para qué les voy a mentir.

¿Y ustedes? ¿Cómo viene su 2017 en lo que a lecturas respecta? ¿Leyeron alguno de estos? (sé que sí :P) ¡¿Se sienten listos para la Feria del libro?! ¡Cuéntenme!

Reseña: “El Corazón de la bestia; amor sin prejuicios”, de Brie Spangler.

¡Hola lectores! ¿Cómo están? Yo volviendo a mi propio blog un ratito para traerles una nueva reseña, esta vez “El Corazón de la bestia; amor sin prejuicios”, de Brie Spangler (que, hey!, acabo de darme cuenta que cumple el ítem “libro con subtítulo” para el reto de POPSUGAR Challenge 2017).

Ya sé que dije que iba a escribir la reseña de “Nada es suficiente”, pero todavía sigo muy enojada con las últimas 20 páginas y estoy esperando bajar un poco la furia antes de escribir sobre él. Así que hoy antes de salir de casa pasé por una de mis bibliotecas y dije “escribamos sobre cualquier otro” y salió éste libro, ¡ANTES DE ENTERARME DE QUE HOY ES EL DÍA INTERNACIONAL DE LA VISIBILIDAD TRANSGENERO!

BANDERA TRANS

¡Qué justo! ¿no? Además compré, también antes de enterarme lo que significa el 31 de Marzo para la Comunidad LGBT+, “Si yo fuera de tu chica”, de Meredith Russo ♥ Así que estamos a full con los libros diversos y las cuestiones de identidad de género. AMO. AMO FUERTE.

Ahora sí, sin más preámbulos, a lo que vinieron:

ELCORAZONDELABESTIA
“Nadie está a gusto en su propio cuerpo. Pero Dylan siente que el suyo es demasiado. Demasiado alto, demasiado peludo, demasiado grande.

En terapia conocerá a Jamie y, por primera vez en su vida, encajará. Ella le mira como nadie lo ha hecho antes. Y cuando él la mira, ve en ella todo lo que siempre ha querido. En cambio los demás, cuando miran a Jamie, ven algo completamente distinto.

Y cuando la presenta como «su chica», sus amigos se ríen. Demasiado.

¿Somos lo que ven los demás? ¿O somos lo que queremos ser?”

Los que me siguen en las redes saben que mientras leía este libro (que se lee súper rápido, súper fácil, tiene un ritmo ligerísimo y una prosa muy descomprimida) me asaltaba el mismo problema a cada rato: “no me puedo identificar con ningún personaje, ¡auxilio!”.Lo que es medio raro, porque juro que no suelo usar tantas banderitas en los libros, y a este lo llené, literalmente, porque cada vez que el protagonista abría la boca yo decía “ja, #same”. Además tiene varios personajes (ok, no VARIOS, pero no se queda en el prota y el interés amoroso, lo que es GENIAL) y siempre con alguno vas a congeniar un poco al menos. 

Dylan, nuestro protagonista, es lo que es: un chico cis-hetero que llega a medir más de dos metros, con demasiado pelo corporal para su gusto, al que apodan, por esto mismo, “la bestia”. Pese a esto, les digo que NO, no es OTRO retelling de La bella y la Bestia. Para nada. Es una historia muy linda, actual, de barrio, sin castillos y objetos encantados, aunque a Dylan ser como es pueda parecerle una maldición. Dylan no está muy cómodo con su propio cuerpo, y por cosas de la vida termina en un grupo de autoayuda en donde conoce a Jamie, una chica con la que se siente muy a gusto, y obviamente se termina enamorando de ella.

Nuestros protagonistas son jóvenes y, como vemos todo desde el punto de vista de Dylan, es muy fácil ver nuestros problemas diarios en la vida de él. Al menos para mí, porque el padre de Dylan se murió de cáncer, como el mío, y él le habla constantemente, como yo (bueno, no le hablo como Dylan, y no espero que me mande señales ni que me responda, pero los que me conocen en la vida real saben que cuando se rompe algo o necesito una respuesta puntual sobre él, le grito a mi padre. ¡¿Para qué se murió?!). No me llegué a encariñar con Dylan porque, soy sincera, si hubiera ido a la secundaria con él lo habría evitado a toda costa, y no por su aspecto físico. Simplemente no congeniamos. Punto.

“Entonces me pregunto si mi padre ha tenido algo que ver en todo esto. Ojalá supiera cuál es su respuesta, Se me ocurre entonces que daría cualquier cosa por pasar cinco minutos con él. Solo cinco minutos. Verle la cara; oírle la voz; hacerle todas las preguntas que le hago al aire, porque todo cuanto deseo es conocerlo”

Jamie, en cambio, me pareció un personaje genial, lleno de vida y color, y le gusta la fotografía, ergo: es mi nueva mejor amiga.

“A veces no tengo ganas ni de hablar, porque siempre parece quei tengo que defenderme y estoy cansada de tener que pedir permiso para existir… Es duro porque me gusta ser quien soy, me gusta mi cuerpo, y cuando alguien va y lo manda todo a la mierda siento que tengo que volver a empezar”

Con todo, los personajes que más me gustaron son JP (¿mejor amigo de Dylan?) y la madre de Dylan porque OMG es tan real. Juro que si le hubieran puesto “Mari” los demandaba por usar a mi mamá en un libro. Me encantó la historia de estos dos personajes y la relación que tienen, ¡en serio! Y me quedé con muchas ganas de leer más sobre JP.

Por extraño que parezca, la mamá de Dylan es la que mayor “character development” tiene. ESO ME PARECIÓ BUENÍSIMO y es una de las razones por las que considero que este libro es para todos, todas, todxs, sin importar género/ falta del mismo, sin importar la orientación sexual, y sin importar la edad. Ojo, que Dylan también cambia un montón, pero la madre? WOW.

“No sabía que estar con otra persona pudiera ofrecerte una visión mejor de ti mismo. Y el sol brilla y me dice “Bienvenido al mundo, tontito”. Esto es más viejo que la tos”

Es que el libro nos muestra el desarrollo de la relación de Dylan y Jamie (se conocen, se gustan, se pelean, son novios, no lo son, no lo saben, ¡DIOS!) pero no sólo desde la relación misma, sino de cómo reacciona el resto (los amigos, la familia).

Por si no quedó claro, es importante la reacción del resto porque Jamie es una chica trans. Y si bien el libro está contado desde el POV de Dylan y no podemos entrar en la cabeza de Jamie por mucho que queramos, es buenísimo que traten el tema de la identidad de género desde esta perspectiva: Gracias a todas las entidades y fuerzas del universo, los libros de temática diversa (de identidad de género, de orientación sexual) están saliendo a la superficie, y “El Corazón de La Bestia” aporta muchísimo al poner todo desde la mirada de este chico cis-hetero que se enamora de una chica trans. O sea sí, ya sé, qué plomazo que el protagonista de un libro diverso sea un varón blanco cisgénero heterosexual, pero les juro que el libro abre mentes y aporta un montón al tema, es ideal para leer en familia y evaluar las reacciones y enseñar y debatir y *suspira*. ¡Léanlo!

El libro te deja mensajes, el obvio mensaje final es divino, claro está: Amor sin prejuicios. Pero también a lo largo de la historia nos encontramos con joyas como

“Puede que tu no tengas derecho a fingir que no existes. ¿Se te ha ocurrido pensar eso? Porque, para tu información, sí que existes. Y hay gente que te quiere”

o

“La naturaleza es así. No puedes esperar a que algo que desea vivir se rinda sólo porque a ti te parece asqueroso”

Porque no solo toca la identidad de género, la identidad sexual, el entorno social: los personajes se conocen en un grupo de autoayuda y ninguno tiene una vida fácil, así que, sin ser morbo ni deprimente en lo absoluto, se tocan temas como la autolesión y las ganas o no de vivir.

El libro termina, literalmente, diciendo:

“Si te ha pasado por la cabeza autolesionarte, por favor ve a twloha.com.

Te queremos. Te quiero. Cuidate”

Sí, la edición en español pudo haber agregado una web de ayuda en español, pero el mensaje está. Te queremos. Te quiero. Cuidate. Por las dudas, repito lo que dije en la reseña de “Por trece razones” que escribí para el blog Literaria Infinita: mi inbox SIEMPRE está abierta.

Así que, resumiendo: Una historia súper real, con personajes que te podés encontrar a la vuelta de la esquina, espontáneos y auténticos. Una lectura ideal si querés leer algo diverso sin demasiado romance (sí, es una historia de amor, pero trata más bien sobre las relaciones que sobre una relación, ¿me explico?), aunque si sos romántico, también vas a estar en tu salsa.

“Seré un imbécil que le regala flores sólo porque es martes”

¡Hasta la próxima, lectores!

¡Colaboré en el Blog Literaria Infinita! Reseña de “Por trece razones”

¡Hola lectores! Escribo este post express para contarles sobre mi segunda colaboración en un blog. Esta vez llevé mi reseña de “Por trece razones” (novela de de Jay Asher que en unos días va a llegar a la pantalla de Netflix en formato de serie) al blog LITERARIA INFINITA!

LLIHacen clic en la imagen y van directo a mi reseña, ¡pero paseen por toda la página que es hermosa!

Gracias infinitas (pun intended!) al blog por darme un espacio para contar mi opinión del libro.  ¡No se olviden de comentar qué les pareció!

Y no se olviden de ser amables 🙂

Reseña: “La lección de August”, de R. J. Palacio

¡Hola lectores! ¡He vuelto! Y para dejarlos con una sonrisa pese a mi desaparición tan larga, volví con mi opinión personal sobre “La lección de August” de R. J. Palacio, editado aquí por Nube de Tinta.

LALECCION

Sí, ya sé, no es ninguna novedad. Sí, ya sé, se hicieron un montón de reseñas. Sí, ya sé, conocés LA frase del libro que todo el mundo cita. No, no estoy a punto de decirte que mi reseña es mejor. Ni siquiera voy a decirte que es distinta. Sólo que es la mía, y te invito a leerla. Además, va a salir la película y seguro que querés leer más al respecto, ¿no?

Su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el flequillo tratando en vano de esconder su rostro, pero, aun así, es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco, su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, entre la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de La guerra de las galaxias.
Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez, a la escuela. Allí aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

August (Auggie) es un niño de 10 años que nació con el Síndrome de Treacher Collins, lo que le causó malformaciones craneofaciales que hacen que su cara sea “distinta”. Pese a que para protegerlo de las burlas, los comentarios odiosos y las miradas indiscretas, su familia lo mantiene relativamente aislado del mundo exterior, intentando que su infancia se desarrollo en un ambiente amable, por supuesto que “las miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro” están ahí, y a lo largo del libro vemos cómo afecta esto no sólo a Auggie, sino a su familia y a sus amigos.

“Ojalá fuera Halloween todos los días. Podríamos pasearnos por ahí y conocernos antes de ver qué aspecto tenemos debajo de las máscaras

Esto de ver cómo atraviesan las distintas situaciones los distintos personajes se logra gracias a la brillante utilización de Palacio de varios puntos de vista; digo brillante porque no sólo cambia el personaje, sino que se las arregla para darle voz y tono propios a cada uno, de una manera magnífica y sin perder ritmo en ningún momento. Y como si fuera poco, hay libros que acompañan, contados por distintos personajes, ¡y no aguanto las ganas de leerlos!

Cuando Auggie cumple los diez años es cuando empieza esta historia: Por primera vez va a ir al colegio – hasta entonces, su mamá hacía las veces de maestra-, y va a encontrarse en un montón de situaciones nuevas –como cualquiera que empieza la escuela-, algunas lindas, otras muy feas, y página tras página vemos cómo enfrenta cada nuevo desafío que la vida le presenta (también vemos situaciones pasadas, hay varias anécdotas que se nos cuentan para que entendamos mejor lo que están viviendo los personajes al momento de la  historia principal).

Por supuesto que, en lo que Auggie respecta, lo principal va a ser intentar encajar en la escuela, donde conocemos a variopintos personajes. Creo que es importante destacar que Auggie se rodea de personas muy buenas y que son muy lindas con él, pero también hay personas que no saben cómo comportarse con él, algunas que se portan bastante feo, otras que al menos lo intentan. Todos los personajes tienen sus personalidades bien marcadas, que justifican sus acciones y reacciones. Algunos nos caen bien enseguida, otros no tanto. Y aún así, entendemos un poquito a todos. Creo que todos estuvimos ahí alguna vez. Sí, ahí. Ahí, donde sea.

“A veces no hace falta que uno quiera hacerle daño a alguien para lastimarlo, ¿entiendes?”

Pero no quiero contar mucho más de la historia porque, en realidad, cuando terminamos el libro no nos quedamos pensando en la historia de Auggie, o de Olivia (su hermana), o de Jack… Nos quedamos con algo completamente distinto y exponencialmente más importante. Nos quedamos con esperanza, nos quedamos asombrados, nos quedamos con preguntas. Porque este libro nos muestra cómo la gente lo trata a August, sí. Pero la lección que nos deja es la siguiente:

“Quiénes somos –dijo, subrayando cada palabra-. Quiénes somos. Nosotros. ¿Entienden? ¿Qué clase de personas somos? ¿Qué clase de personas son? ¿Acaso eso no es lo más importante de todo? ¿No es esa la pregunta que deberíamos hacernos a toda hora? ¿Qué clase de persona soy?”

Y yo le respondo al Maestro Browne, uno de los mejores personajes del libro, que yo quiero ser una persona amable.  

Y más allá de que los que me conocen saben que mi estado de whastapp es “Have courage and be kind”, y que participo en GISHWHES cuando tengo la oportunidad, y que considero que RAKEverywhere debería ser un movimiento galáctico, este libro nos ayuda a replantearnos nuestras actitudes, locuciones, relaciones, nos hace viajar hacia adentro, y nos intenta hacer cambiar para bien, sin necesidad de la promesa de un premio al final para aquél que fue más amable. Porque te enseña que no se trata de cómo te trate la vida, sino de cómo vos reaccionás a ella. 

Se entiende la idea, ¿verdad?

Es un libro tierno de principio a fin. No conocía lo que era heartwarming hasta que leí este libro. Es uno de esos que todos deberíamos leer, y leer otra vez cuando el smog de la ciudad nos nubla la vista, y estamos enojados con la vida, y creemos que el universo nos odia.

“la cabeza me da vueltas, pero luego unos pensamientos más ligeros me tranquilizan, como una tercera menor en un acorde mayor. no, no, no todo depende del azar. si todo dependiera del azar, el universo nos abandonaría por completo. y el universo no nos abandona. cuida de sus creaciones más frágiles de un modo invisible. por ejemplo, con unos padres que te adoran ciegamente. y una hermana mayor que se siente culpable por sentirse humana. y un chico de voz áspera que se ha quedado sin amigos por ti. e incluso una chica de pelo rosa que lleva una foto tuya en la cartera. quizá sea una lotería, pero el universo acaba compensándolo. el universo cuida de todos sus pájaros.”

Exacto. Yo también lloré con ese párrafo. Es que muchas veces, por mucho tiempo, sentí que la vida estaba en mi contra. Y les JURO que cuando leen este libro, empiezan a ver luz donde antes veían sólo la prominente sombra; empiezan a ver bondad donde veían mera cortesía; empiezan a ver esperanza donde antes sólo había enojo. ¿Y saben por qué? Porque RETROALIMENTACIÓN. Es imposible terminar el libro sin ser concientemente más amables que lo necesario. Y sé que suena a libro de autoayuda, pero todo fluye, cosechas lo que siembras, the force siempre encuentra el balance. Así que los dejo con la última cita que no, no es el precepto de Auggie – que seguro ya lo conocés, y sí, es cierto, todos vencemos a la vida al menos una vez y todos merecemos que nos aplaudan de pie-, pero me quiero despedir con una propuesta:

“¿Podríamos hacer una nueva regla: intentar ser siempre más amables que lo necesario?… Como seres humanos, llevamos dentro no solo la capacidad para ser amables, sino la elección de poder ser amables”

Ánimo. El universo cuida de todos sus pájaros.

Reseña: Si el Amor es una Isla, de Esther Sanz.

¡Hola, hola, lectores! Sí, sí, ya sé, dije que iba a traer esta reseña ayer, pero estuve muuuuy ocupada recibiendo mensajes, flores, chocolates y cartas de amor. Ok, no. Estuve ocupada en el Estudio. Y ya saben cómo es esto: tengo que sentarme, escribir y publicar, no conozco otra forma de trabajar. Lo bueno es que hice tanto ayer que hoy tengo tiempo para escribir, así que vamos a lo que importa:

sielamor

“A veces, el amor te encuentra en donde menos lo esperas. 

Dicen que una isla es el lugar ideal para perderse. Yo tuve que llegar al inhóspito Sark, un islote con quinientas almas en el canal de la Mancha, para encontrarme a mí misma.”

“Si el amor es una isla es una novela absolutamente fascinante. Con una prosa musical y envolvente, Esther Sanz ha sabido crear a la perfección una atmósfera misteriosa, romántica y sensual que atrapa al lector desde la primera hasta la última línea. Con unos personajes que enamoran y una ambientación magnífica, los lectores la devorarán con placer, se sorprenderán con sus giros inesperados y terminarán suplicando más” -Javier Ruescas-.

 

Love is (still) in the air. Y es que cómo no amar un libro con esa portada *The Phantom Of The Opera suena de fondo*

Como lo ilustra desde el vamos, esta primer entrega de la saga Silence Hill tiene TODO ese romance misterioso o misterio romántico del clásico entre clásicos, El Fantasma de la Ópera. (miren otra vez… ahí, sí, tiene una máscara que vendría a cubrir la mitad de un rostro. Romance y misterio en una sola pieza de utilería). No es el típico romance chica-conoce-chico, no; acá, la chica no conoce al hombre hasta bien entrada la novela, aunque no por eso tarda lo mismo en enamorarse. Ah, ya los atrapó, ¿verdad?

A ver… La historia es… simplona. Muy usada: chica joven que llega a una misteriosa isla para trabajar en un excéntrico hotel por una paga genial, sólo que las cosas no parecen ser muy simples en Sark.

Lo primero que leemos del hotel es “Bienvenido a Silence Hill. Un paraíso de calma bajo las estrellas” y en un par de páginas ya sabemos que lo que menos va a tener nuestra protagonista es calma. Todos en la isla parecen temerosos de Patrick, su nuevo jefe, o, como lo llaman algunos, su nuevo “amo” –porque la isla es casi feudal, todavía, y aparentemente todos se sienten más cómodos si los habitantes se dividen entre “amos” y “siervos”-.

En Silence Hill no faltan los compañeros de trabajo bien diversos (el ama de llaves malvada, el cocinero compinche, la mucama dulce a la que la vida en la isla hizo dura); si bien no hay ni señales de que su jefe esté por ahí, no pasa una noche que nuestra prota (y nosotros con ella, duh) nos damos cuenta de que el Señor Groen es omnipresente. Lo sabe todo, todo el tiempo. Además del servicio, en el Hotel conocemos a los peculiares (bueno, una en particular, pero estoy tratando no hacer spoilers) huéspedes, con los que nos llegamos a encariñar. Sí, todos los personajes del libro son bien peculiares, Miss Peregrine podría mandar acá tranquilamente.

Fuera del hotel, la autora nos presenta otro abanico de disímiles personajes: tenemos a Jim, un típico chico lindo, dulce y obvia y rápidamente interesado en Luisa, que llegó a la isla para escribir una novela (¿o no?); Jack, un viejo -que amé– con un parche en el ojo que no tarda en hablarle pestes de su nuevo jefe (venga, todos en Sark hablan pestes de Patrick, todo el tiempo); tenemos a Elisabeth, a la que amamos de entrada porque dirige una tienda que se llama “Books & Cups” y, o sea, ¿qué no amar de eso?; y, en fin, un sinfín de personajes para descubrir y muchos misterios que resolver también ahí afuera.

Muy pronto Luisa no va a saber en quién confiar, va a darse cuenta de que no sabe quién es quién en la isla, y se va a enamorar perdidamente de una sombra que se llama Patrick Groen, dueño del Hotel y full-time fantasma respetado y temido por todos. Esto, sin soslayar que en su primer encuentro con Jim (y tiene varios, el chico hace las veces de cochero del hotel), Luisa dice lo siguiente: “Jim… tocó mi frente antes de mover la cabeza de un lado a otro, contrariado. Aquel roce me produjo un escalofrío.” – O sea, sí, además de no saber quién es quién y qué historia creer, Luisa va a tener que fijarse si el escalofrío que le produce el contacto con dulce escritor supera a todas las emociones y sensaciones intensas que le produce su nuevo… jefe. Que son varias. Y muy intensas.

Y es que aunque le dicen en un momento “en el amor, nunca entregues más de lo que te ofrecen”, después de varios encuentros-que-no-son-encuentros y otros que sí lo son – y muy íntimos, y bien descritos y con una narrativa muy cuidada y muy sensual-, Luisa está más que lista para darlo todo por amor. Pero tiene que resolver un par de misterios antes, empezando por el más importante: ¿Quién es Patrick Groen?

La novela – que, por si no quedo claro, se las super recomiendo, incluso si, como yo, no son fans del romance– está escrita de forma exquisita, realmente me sorprendió la pluma de Esther Sanz. Es sublime.

Las descripciones (de los personajes, de las sensaciones, de los escenarios) te obligan a involucrarte. Te sentís adentro del libro, literalmente. Tiene una prosa elaborada que en muchas partes (tengo que decirlo) salva un plot bastante previsible: Es que sí, el misterio está presente hasta el final, pero hay muchas pistas que, a menos que tengas la cabeza atolondrada por el enamoramiento como Luisa, te cantan (casi) todas las respuestas. Con todo, es lindo atravesar todo lo que atraviesa la protagonista e ir conociendo a todos los habitantes de Sark. Y es bueno sentir que no quedan hilos colgando o plot-holes dando vueltas. Al final del libro sentí que cada personaje era una pieza en un rompecabezas gigante que vemos recién en el último capítulo (sip, junto con nuestra protagonista que capaz ni se había dado cuenta de que estaba metida en el juego). Todo esto, claro, me lleva a conjeturar sobre lo que se viene en la segunda parte, “Si el amor es un canto de Sirena”. Y si Uds. también quieren saber cómo sigue esto, los invito al HangOut que VRYA organiza HOY (15-02-17) con nada más y nada menos que… ¡Esther Sanz! La autora de esta maravillosa saga que, además, ¡viene a la Feria del Libro este año!

ho-sanz

¡¿Quieren todavía más?! Bueno, en el HO se va a develar la PORTADA de la segunda parte. Y ya vieron la primera, así que tienen que querer ver lo que se viene. Los invito por acá a sumarse, y a comentar en las redes usando #HangOutEstherSanz (¡sigan a la editorial en TW! @vreditorasya para no perderse ninguna novedad! 😉

¡Nos vemos a la noche en el HO! Y sino, en la próxima entrada.

Sing, my angel of music ♪

Reseña: Anne & Henry, de Dawn Ius.

anne-and-henry

  Henry Tuddor tiene su vida fríamente planificada por su familia: presidente del cuerpo de estudiantes. Harvard. Una carrera política. Éxito y dinero. Pero… ¿qué sucede con las cosas que él realmente quiere hacer?

Anne Boleyn es auténtica, impulsiva, no se calla nada, y es todo lo que Henry no puede ser ni desear. Sin embargo, él solo puede pensar en ella. A pesar de la advertencia de sus amigos y su familia, Henry está dispuesto a arriesgar todo con tal de estar con Anne.

¿El amor que sienten les traerá un “vivieron felices por siempre” o los destruirá?

Inspirada en la historia de Ana Bolena y el rey Enrique VIII, Anne & Henry recrea la intensidad, el amor y la traición de una de las parejas más controvertidas de la historia.

¿Vale la pena arriesgarlo todo por amor?

Oh, emocionante, ¿verdad? Una de las mejores historias de… historias. De política, de amor, de religión. ¿Y VRYA me la trae, en un timeline moderno? ¡Compro!

No tan rápido, primero veamos lo que dice la versión original del libro…

“A contemporary retelling of the romance between King Henry the VIII and Anne Boleyn, in which Henry is a wealthy, popular teen destined for political greatness, and Anne is the manic pixie dream girl who ensnares him and threatens to destroy the life he’s worked so hard to build….”

manic pixie dream girl. manic pixie dream girl. manic pixie dream girl. manic pixie dream girl. manic pixie dream girl. manic pixie dream girl. manic pixie dream girl. manic pixie—

Manic Pixie Dream Girl: “esa criatura cinematográfica burbujeante y superficial que sólo existe en la febril imaginación de escritores-directores sensibles para enseñar a los jóvenes graves y pensativos a abrazar la vida y sus infinitos misterios y aventuras. Se dice que las MPDG ayudan a sus hombres sin perseguir su propia felicidad, y estos personajes nunca crecen, así que sus hombres nunca crecen.”

Ok, ahora, para empezar ¿a quién se le ocurrió que Ana Bolena, reformista religiosa, que fue aclamada como una heroína por figuras protestantes; que fue “generosa patrocinadora de la caridad, distribuyendo limosnas para ayudar a los pobres y fondos a fundaciones educativas”; quien “como reina, presidió una corte magnífica”; quien “causaba buena impresión con su gusto por la moda e inspiró muchas tendencias entre las damas de la corte”; vuelvo, a quién se le ocurrió que Ana Bolena era una “manic pixie dream girl”? Ah, sí, a Dawn Ius, y a la editorial que publicó el libro originalmente, que lo puso en la contratapa. LO USÓ EN LA CONTRATAPA.

Mi culpa, leí la versión en español, y me creí lo del “auténtica, impulsiva, no se calla nada y es todo lo que Henry no puede ser ni desear”. Me emocioné, dije “Wow, por fin, un personaje femenino fuerte, genuino, con iniciativa política y cultural, con visión, con determinación”. JA.

No, gente. Si les gusta Ana Bolena, si conocen un poquito de historia general, y de historia Europea en particular, pasen y sigan de largo, porque este libro no tiene nada que ofrecerles. No se dejen engañar, no es un retelling. Sólo agarraron un par de nombres y los acomodaron. Al chico rico lo llamaron Henry, a la chica—al interés romántico– Anne, a la ex Catherine, y a la futura Jane Seymour. Pero NADA MAS.

No esperen saber nada de esa mujer que “a nosotros nos parece religiosamente inconsecuente, más que agresiva; calculadora, más que emotiva; con un ligero toque cortesano aunque con gran control político… una mujer que tomó el control de su propia situación en un mundo de hombres; una mujer que hizo que su educación, su estilo y su presencia pesaran más que las desventajas de su sexo; pasó de ser moderadamente bien vista, a conducir una tormenta en la corte y al Rey. Quizás, al final, es la evaluación de Thomas Cromwell la que esté más cerca: inteligencia, espíritu y coraje.” (Ver los trabajos de Eric Ives para el argumento del año 1500/1501 y R. M. Warnicke para 1507.)

Lo único que tiene de similar es que Anne y Henry se conocen en un baile de máscaras, como Ana Bolena y el Rey. Ahí paran todas las similitudes.

Lo primero que hace Anne en esa fiesta es asegurarse la reputación de chica atrevida y fácil, de las que comen frutillas bañadas con chocolate mientras le susurra algo a un chico en el oído. Nada en contra de eso, pero me importa si me quieren vender esto como un retelling de Ana Bolena. Si me quieren vender que esto haría la Ana Bolena que en el 1500 le escribió al REY: “suplico a su alteza muy seriamente que desista, y a esta mi respuesta en buena parte. Prefiero perder la vida que la honestidad”. Nah, ésta Anne dice “Me inclino hacia delante, no demasiado lejos. Solo lo suficiente para que el tirante de mi camiseta se deslice un poco y muestre el principio del escote”. Ésta Anne “se inclina, se pone de espaldas, hace chocar sus lenguas, arquea la espalda en una clara invitación” bla, bla, bla. Esta Anne va de muy buena gana y súper predispuesta a un juego de simulacro vestida de prostituta, porque a quién le importa que la belleza de Ana Bolena, “en una visión retrospectiva, estaba no tanto en su aspecto físico, como en su viva personalidad, su elegancia, su agudo ingenio y otras habilidades”.

Ah, sí, de prostituta porque Catherine y todos los chicos populares del instituto la detestan, no quieren que Henry manche su reputación metiéndose con ella, porque acá Anne es todo lo contrario a Ana Bolena. Ana Bolena “era baja y ostentaba una sugestiva fragilidad… destacó en el canto, componiendo música, bailando y conversando… No era sorprendente por tanto, que los jóvenes de la corte pulularan a su alrededor”. No importa en qué biografía busques, es moneda corriente leer que “la gente parecía atraída principalmente por el carisma de Ana. Pero en este libro no, Anne no tiene amigos, no tiene aliados, no tiene de su lado ni a su propia familia (que, ups, también es completamente contrario a lo que pasó en la realidad allá por el 1500), sino que es burlada, ridiculizada, aislada. No, no, acá a esa misma Ana nadie la quiere, todos la odian, aunque vamos a tener páginas y páginas de chicos describiéndola y viendo cómo en realidad todos los amigos de Henry se quieren “liar” con Anne, porque está buena aunque saben que no es buena, ¿entienden? Es un bicho raro que no tiene futuro, que no encaja en la alta sociedad. Oh, pobre, pobre MPDG. Dios, una MPDG la Ana Bolena que “causó una buena impresión en los Países Bajos por sus maneras y dedicación y vivió allí desde la primavera de 1513 hasta que su padre ordenó que siguiera su educación en París el invierno de 1514. En Francia, Ana fue dama de honor de Claudia de Francia y también actuaba de intérprete siempre que hubiera algún importante invitado inglés en la corte. En la casa de la Reina completó sus estudios de francés y adquirió un conocimiento detallado de la cultura francesa y el protocolo. También se interesó por la moda y por la ética que reclamaba la reforma de la Iglesia”. Pero ojo, a esta Anne no se le cae una idea, ni le gusta ser el centro de atención. Se contenta con estar en una esquina con Henry, mordiéndose el labio inferior, que parece ser todo lo que sabe hacer.

Entonces, claro, es obvio que la vamos a leer diciendo “me he convertido en una de esas chicas tontas, delirantes de amor”. En realidad, así es como la vemos siempre. Se enamora en el primer capítulo, ergo sólo vemos a esa chica tonta. Somos testigos de una seguidilla de encuentros pseudo-sexuales en donde Anne no piensa, Henry es un chico de 18 años con las hormonas alteradas, y casi se matan un par de veces por la mala combinación de exceso de alcohol, exceso de velocidad y falta de materia gris en el cerebro. Sí, juro que se supone que es un retelling sobre Ana, la que, en lo que Henry se refiere, “se resistió a sus intentos de seducción y se negó a convertirse en su amante. Rechazó las propuestas iniciales del rey diciendo, «suplico a su alteza muy seriamente que desista, y a esta mi respuesta en buena parte. Prefiero perder la vida que la honestidadPrefiero perder la vida que la honestidad. Prefiero perder la vida que la honestidad. Prefiero perder la vida que la honestidad. Sí, esa que incluso cuando Henry le propuso matrimonio y ella aceptó, siguió sin acostarse con él antes de casarse para no tener un hijo bastardo. Increíble.

Hacia el final del libro, tenemos a la pobre, pixie girl Anne diciéndonos: “El exnovio de mi hermana, el expropietario, mi exvida me transforman en una especie de princesa desilusionada a la espera de un cazador de dragones que venga a salvarme, que me libere”. Sí, se supone que habla Ana Bolena, “una de las reinas más ambiciosas, inteligentes e importantes de la historia europea”.  La que cuando fue a morir hizo un chiste sobre su cuello pequeño y dijo “Buena gente cristiana, he venido aquí para morir, de acuerdo a la ley, y según la ley se juzga que yo muera, y por lo tanto no diré nada contra ello. He venido aquí no para acusar a ningún hombre, ni a decir nada de eso, de que yo soy acusada y condenada a morir, sino que rezo a Dios para que salve al rey y le de mucho tiempo para reinar sobre ustedes, para el más generoso príncipe misericordioso que no hubo nunca: y para mí él fue siempre bueno, un señor gentil y soberano. Y si alguna persona se entremete en mi causa, requiero que ellos juzguen lo mejor. Y así tomo mi partida del mundo y de todos ustedes, y cordialmente les pido que recen por mí. Oh Señor ten misericordia de mí, a Dios encomiendo mi alma.”.

Tenía MIL Y UNA COSAS MÁS para decir sobre este libro. Pero la voy a hacer corta:

Henry, el chico rico con vida política delante de él, prearmada por su familia, por supuesto. Anne, la chica “problemática” que anda con remeras de bandas punk-rock y maneja una moto, y eso es lo más rebelde que hace en las 310 páginas del libro. Anne, la que se supone que se basa en la reina más importante en la historia europea, la reina reformista, la reina venerada y respetada hasta por sus enemigos, y que acá no hace tambalear la más mínima norma, la que acá se calla, la que acá ni siquiera piensa en una reforma porque no se le ocurre qué reformar, porque lo único que quiere es que el chico rico la quiera, y hace lo que sea para que eso pase.

No pierdan tiempo. No vale la pena. Ni siquiera si nos olvidamos del retelling y lo tomamos como historia independiente de dos chicos de secundaria que se conocen y se sienten sexualmente atraídos de inmediato, NO VALE LA PENA. Vayan a leer Crepúsculo.

Si lo leyeron, por favor compartan su impresión. Si no lo leyeron pero conocen a Ana Bolena, díganme qué les parece lo poco que les conté.

Y estén atentos que mañana subo reseña de otro “romántico” que tiene sentido y vale la pena leer.

 

Resumen express sobre todo lo que trajo Enero (¡que fue bastante!)

¡Hola lectores!

Ya estamos a seis de febrero y yo todavía no hice recuento del mes pasado, ¡con todo lo que pasó! Este es un post Express en el que hago un repaso contándoles lo que pasó, lo que está pasando, y lo que se viene. Empecemos:

Primero, leí un montón. Tuve dos semanas de vacaciones y me dediqué a leer, obviamente. Goodreads me facilita la tarea y me deja traerles una muestra de las lecturas que hice en enero, ¡que sumaron más de 4.000 páginas! (y eso que no cuenta las relecturas… porque obvio que releí Carry On… because I’m disturbed. Ask anyone).

LIBROS LEIDOS.JPG

Sí, son todas muy lindas, ¿no? Algunas mejores que otras, como siempre. Pero en general, fue un mes muy prolífico, no sólo en cantidad sino también en calidad.

De algunos de estos libros ya les hablé, como de Amor & Gelato, Aristotle & Dante, El Director, y Esta noche las calles son nuestras. De otros, les voy a hablar pronto. Tengo preparadas un par de reseñas que necesitan ser “limadas en los bordes” antes de ser publicadas.

También, en enero participé en varios sorteos literarios, ¡y tuve la INCREÍBLE SUERTE de ganar en DOS de ellos!

 si-el-amor

Gracias a la gente de Jungla de Papel y de VRYA, tengo en mis manos (literalmente, ¡estoy terminando de leerlo!) “Si el amor fuera una isla” – saga Silence Hill -, de la autora Esther Sanz. Y esto me hizo súper feliz, porque la autora viene a la Feria del libro 2017 y me encanta conocer los trabajos de los autores invitados.

 la-ultima

Además, gracias a los genios de Plausible y BestYA, voy a tener el mis manos “La última estrella”, de Rick Yancey, lo que me da la excusa perfecta para iniciar una saga que tenía postergada hacía rato. La Quinta Ola, ¡aquí voy!

También en enero las divinas chicas de Las Derrapadoras me invitaron a colaborar en su blog con una entrada derrapera, que terminó siendo una reseña sobre el libro de April G. Tucholke, “Entre el demonio y el profundo mar azul” y no sólo eso, sino que juntas largamos mi primer SORTEO, por un ejemplar del libro en cuestión, en que el pueden participar ACÁ.

16466792_10210260743708214_983138594_o

Estuvimos con la idea desde Diciembre, y queríamos que sea regalo de Reyes, pero por temas de la vida *ejem vacaciones ejem* nos quedó para el 14 de febrero, lo que no tiene nada de malo porque sé que muchos queremos un romance como el que se desarrolla en el libro y nada mejor que el día de los enamorados para, al menos, leer al respecto, ¿no les parece?

Lo más lindo de enero fue que pude comprar una biblioteca, así que ya no tengo más los libros todos amontonados, encimados, o escondidos, pero no tengo ninguna foto en la pc (como siempre, lectores, les escribo desde la oficina), pero los invito a pasarse por mi TW (@belRiddle) donde siempre estoy subiendo fotos lindas de mis bibliotecas y de los libros que estoy leyendo, porque así soy y tengo mucho tiempo libre.

Con eso, me despido por ahora. Si quieren saber algo de las lecturas que hice, ¡no duden en dejar un comentario o hablarme por cualquier red social! Si quieren saber sobre las lecturas que tengo programadas para Febrero, esperen unos días más que vienen en post nuevo (o pregunten, ¡que igual les contesto!)

¡Buena semana!