Reseña: “El Corazón de la bestia; amor sin prejuicios”, de Brie Spangler.

¡Hola lectores! ¿Cómo están? Yo volviendo a mi propio blog un ratito para traerles una nueva reseña, esta vez “El Corazón de la bestia; amor sin prejuicios”, de Brie Spangler (que, hey!, acabo de darme cuenta que cumple el ítem “libro con subtítulo” para el reto de POPSUGAR Challenge 2017).

Ya sé que dije que iba a escribir la reseña de “Nada es suficiente”, pero todavía sigo muy enojada con las últimas 20 páginas y estoy esperando bajar un poco la furia antes de escribir sobre él. Así que hoy antes de salir de casa pasé por una de mis bibliotecas y dije “escribamos sobre cualquier otro” y salió éste libro, ¡ANTES DE ENTERARME DE QUE HOY ES EL DÍA INTERNACIONAL DE LA VISIBILIDAD TRANSGENERO!

BANDERA TRANS

¡Qué justo! ¿no? Además compré, también antes de enterarme lo que significa el 31 de Marzo para la Comunidad LGBT+, “Si yo fuera de tu chica”, de Meredith Russo ♥ Así que estamos a full con los libros diversos y las cuestiones de identidad de género. AMO. AMO FUERTE.

Ahora sí, sin más preámbulos, a lo que vinieron:

ELCORAZONDELABESTIA
“Nadie está a gusto en su propio cuerpo. Pero Dylan siente que el suyo es demasiado. Demasiado alto, demasiado peludo, demasiado grande.

En terapia conocerá a Jamie y, por primera vez en su vida, encajará. Ella le mira como nadie lo ha hecho antes. Y cuando él la mira, ve en ella todo lo que siempre ha querido. En cambio los demás, cuando miran a Jamie, ven algo completamente distinto.

Y cuando la presenta como «su chica», sus amigos se ríen. Demasiado.

¿Somos lo que ven los demás? ¿O somos lo que queremos ser?”

Los que me siguen en las redes saben que mientras leía este libro (que se lee súper rápido, súper fácil, tiene un ritmo ligerísimo y una prosa muy descomprimida) me asaltaba el mismo problema a cada rato: “no me puedo identificar con ningún personaje, ¡auxilio!”.Lo que es medio raro, porque juro que no suelo usar tantas banderitas en los libros, y a este lo llené, literalmente, porque cada vez que el protagonista abría la boca yo decía “ja, #same”. Además tiene varios personajes (ok, no VARIOS, pero no se queda en el prota y el interés amoroso, lo que es GENIAL) y siempre con alguno vas a congeniar un poco al menos. 

Dylan, nuestro protagonista, es lo que es: un chico cis-hetero que llega a medir más de dos metros, con demasiado pelo corporal para su gusto, al que apodan, por esto mismo, “la bestia”. Pese a esto, les digo que NO, no es OTRO retelling de La bella y la Bestia. Para nada. Es una historia muy linda, actual, de barrio, sin castillos y objetos encantados, aunque a Dylan ser como es pueda parecerle una maldición. Dylan no está muy cómodo con su propio cuerpo, y por cosas de la vida termina en un grupo de autoayuda en donde conoce a Jamie, una chica con la que se siente muy a gusto, y obviamente se termina enamorando de ella.

Nuestros protagonistas son jóvenes y, como vemos todo desde el punto de vista de Dylan, es muy fácil ver nuestros problemas diarios en la vida de él. Al menos para mí, porque el padre de Dylan se murió de cáncer, como el mío, y él le habla constantemente, como yo (bueno, no le hablo como Dylan, y no espero que me mande señales ni que me responda, pero los que me conocen en la vida real saben que cuando se rompe algo o necesito una respuesta puntual sobre él, le grito a mi padre. ¡¿Para qué se murió?!). No me llegué a encariñar con Dylan porque, soy sincera, si hubiera ido a la secundaria con él lo habría evitado a toda costa, y no por su aspecto físico. Simplemente no congeniamos. Punto.

“Entonces me pregunto si mi padre ha tenido algo que ver en todo esto. Ojalá supiera cuál es su respuesta, Se me ocurre entonces que daría cualquier cosa por pasar cinco minutos con él. Solo cinco minutos. Verle la cara; oírle la voz; hacerle todas las preguntas que le hago al aire, porque todo cuanto deseo es conocerlo”

Jamie, en cambio, me pareció un personaje genial, lleno de vida y color, y le gusta la fotografía, ergo: es mi nueva mejor amiga.

“A veces no tengo ganas ni de hablar, porque siempre parece quei tengo que defenderme y estoy cansada de tener que pedir permiso para existir… Es duro porque me gusta ser quien soy, me gusta mi cuerpo, y cuando alguien va y lo manda todo a la mierda siento que tengo que volver a empezar”

Con todo, los personajes que más me gustaron son JP (¿mejor amigo de Dylan?) y la madre de Dylan porque OMG es tan real. Juro que si le hubieran puesto “Mari” los demandaba por usar a mi mamá en un libro. Me encantó la historia de estos dos personajes y la relación que tienen, ¡en serio! Y me quedé con muchas ganas de leer más sobre JP.

Por extraño que parezca, la mamá de Dylan es la que mayor “character development” tiene. ESO ME PARECIÓ BUENÍSIMO y es una de las razones por las que considero que este libro es para todos, todas, todxs, sin importar género/ falta del mismo, sin importar la orientación sexual, y sin importar la edad. Ojo, que Dylan también cambia un montón, pero la madre? WOW.

“No sabía que estar con otra persona pudiera ofrecerte una visión mejor de ti mismo. Y el sol brilla y me dice “Bienvenido al mundo, tontito”. Esto es más viejo que la tos”

Es que el libro nos muestra el desarrollo de la relación de Dylan y Jamie (se conocen, se gustan, se pelean, son novios, no lo son, no lo saben, ¡DIOS!) pero no sólo desde la relación misma, sino de cómo reacciona el resto (los amigos, la familia).

Por si no quedó claro, es importante la reacción del resto porque Jamie es una chica trans. Y si bien el libro está contado desde el POV de Dylan y no podemos entrar en la cabeza de Jamie por mucho que queramos, es buenísimo que traten el tema de la identidad de género desde esta perspectiva: Gracias a todas las entidades y fuerzas del universo, los libros de temática diversa (de identidad de género, de orientación sexual) están saliendo a la superficie, y “El Corazón de La Bestia” aporta muchísimo al poner todo desde la mirada de este chico cis-hetero que se enamora de una chica trans. O sea sí, ya sé, qué plomazo que el protagonista de un libro diverso sea un varón blanco cisgénero heterosexual, pero les juro que el libro abre mentes y aporta un montón al tema, es ideal para leer en familia y evaluar las reacciones y enseñar y debatir y *suspira*. ¡Léanlo!

El libro te deja mensajes, el obvio mensaje final es divino, claro está: Amor sin prejuicios. Pero también a lo largo de la historia nos encontramos con joyas como

“Puede que tu no tengas derecho a fingir que no existes. ¿Se te ha ocurrido pensar eso? Porque, para tu información, sí que existes. Y hay gente que te quiere”

o

“La naturaleza es así. No puedes esperar a que algo que desea vivir se rinda sólo porque a ti te parece asqueroso”

Porque no solo toca la identidad de género, la identidad sexual, el entorno social: los personajes se conocen en un grupo de autoayuda y ninguno tiene una vida fácil, así que, sin ser morbo ni deprimente en lo absoluto, se tocan temas como la autolesión y las ganas o no de vivir.

El libro termina, literalmente, diciendo:

“Si te ha pasado por la cabeza autolesionarte, por favor ve a twloha.com.

Te queremos. Te quiero. Cuidate”

Sí, la edición en español pudo haber agregado una web de ayuda en español, pero el mensaje está. Te queremos. Te quiero. Cuidate. Por las dudas, repito lo que dije en la reseña de “Por trece razones” que escribí para el blog Literaria Infinita: mi inbox SIEMPRE está abierta.

Así que, resumiendo: Una historia súper real, con personajes que te podés encontrar a la vuelta de la esquina, espontáneos y auténticos. Una lectura ideal si querés leer algo diverso sin demasiado romance (sí, es una historia de amor, pero trata más bien sobre las relaciones que sobre una relación, ¿me explico?), aunque si sos romántico, también vas a estar en tu salsa.

“Seré un imbécil que le regala flores sólo porque es martes”

¡Hasta la próxima, lectores!

Anuncios

5 comentarios en “Reseña: “El Corazón de la bestia; amor sin prejuicios”, de Brie Spangler.

  1. Hola, Belu. ¿Cómo andas? Me encantó lo que escribiste y como compartís con tus lectores parte de vos. ♥ Estoy anotando el libro para una futura lectura, nunca leí nada del género.

    Abrazos literarios, desde el mundo derrapero.

    Le gusta a 1 persona

  2. Belén, estoy saliendo de mi zona de confort con las lecturas. Y la verdad que leer un pedacito de vos dentro de esta reseña, me encantó.
    Yo como vos perdí a mi papá hace 20 años ya, de cancer también, y tengo esas cosas de hablar con él, y preguntarle algún ¿Por qué? pero en fin.
    He leído sobre homosexsualidad, pero como esto nada, así que lo voy a anotar en mis pendientes.
    Por ahora estamos dando oportunidad a la ciencia ficción.

    Gracias por tus palabras.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Nadia! Me alegra mucho que estés saliendo de tu zona de confort, amo que los libros nos den esa oportunidad de adentrarnos en temas que no conocemos o no entendemos, y ver otros paradigmas ♥ Me repito, este libro es ideal para empezar a conocer términos y realidades de las personas trans, así que espero que puedas leerlo!
      Gracias infinitas por tu comentario! A veces sin darme cuenta comparto demás, es bueno saber que es bien recibido.
      Te mando un abrazo enorme!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s