Review: “El Director”, de Madeleine Roux

     ¡Hola gente! Hoy vengo con otra reseña producto de mi fanatismo por la autora de referencia y la falta de trabajo que hay en un Estudio en feria judicial.

     Ayer salió a la venta “El Director”, de Madeleine Roux, editado por la fantástica gente de VRYA y  –obviamente– lo compré cuando salí del trabajo y para cuando llegué a casa ya lo había terminado.

direct

     “El Director” es el libro 3.5 de la saga Asylum, y, si bien esta review se centra en él, estoy aprovechando la oportunidad (y el hecho de que no tengo mucho para hacer en el trabajo) para hablar un poquito de esta saga que me voló la cabeza y me hizo adicta a Brookline, New Hampshire, Dan, Abby, Jordan, y, obviamente, al Director Crawford.

Cuando Jocelyn y su mejor amiga Madge llegan a las puertas del sanatorio Brookline, recién salidas de la escuela de enfermería, están ansiosas y emocionadas por empezar con sus nuevas carreras. Pero desde su primer encuentro con el austero director de Brookline, pueden decir que su nuevo jefe será… difícil.

Entonces Jocelyn despierta una noche en su habitación por el sonido de gritos y empieza a preguntarse si los tratamientos en este asilo son del todo humanos. Pero el director tiene sus ojos en Jocelyn y el tratamiento de los pacientes debería ser la menor de sus preocupaciones.

     Hermoso, ¿no? Siempre me gustaron las historias de terror psicológico, y siempre me gustaron las historias de terror que trasncurren en hospitales o asilos, así que, sumale a eso las fotos creepy y LISTO, COMPRO.

     La saga Asylum se volvió una de mis favoritas cuando leí el prólogo del primer libro (mentira, ya con el diseño de portada la amé). Pero la historia nunca me dejó de sorprender e intrigar, lo que es genial. De hecho, Sanctum (Asylum 2.0) es mi entrega favorita de la saga, y creo que los 1.5 y 2.5 son unos agregados increíblemente acertados – para los que no los leyeron todavía: en la saga hay tres libros principales y otros tres que son como spins-off que nos cuentan las historias de personajes secundarios que arrojan mucha luz a lo que sucede en los libros principales-.

     En esta entrega nos vamos atrás en el tiempo, a una época donde Crawford es director, y vemos de primera mano cómo manejaba el Asylum  Lo hacemos siguiendo a nuestra protagonista, Jocelyn, que junto con su amiga Madge –y recién salidas de la escuela de enfermería- empiezan a trabajar en Brookline. Donde pasan cosas.

     Para empezar, el libro destila feminismo, lo que es un plus en sí mismo. Y toca otros temas que la literatura necesita tocar –sí, muy por arriba, pero están, y los lectores de la saga saben la importancia que tiene-.

     Es increíble como en poco más de ochenta páginas Roux te presenta los personajes, el tiempo, el contexto, la historia (que sí, que ya la sabemos, pero nunca la contaron desde éste punto de vista, en éste tiempo, así), y hace que te involucres. Te dejás influenciar, tomás partido, tenés expectativas.

     Si bien ya me había pasado en libros anteriores de la saga (principalmente en Sanctum), vuelve a renacer en mí un sentimiento de amor/odio hacia el Director. Bueno, no amor. Pero… respeto. Incluso, tal vez, admiración. Es un personaje perverso, y en este libro su perversidad nos toca más de cerca, pero al mismo tiempo, sigo sin poder detestarlo del todo. No es como otros “villanos” bien creados, que, aunque entendés sus motivaciones, los seguís odiando porque son malos. En esta saga llegás a conocer tan bien a todos los protagonistas que, no sé si los justificás, pero… casi.

     Y creo que ahí radica el poder de Roux como autora. Siempre podemos saber de dónde vienen sus personajes, y hacia dónde van. Porque nos permite seguir sus pensamientos. No sólo sabemos lo que están pensando, sino que, una vez entrados a la lectura, conocemos tanto a los personajes que sabemos cómo es su proceso de formación y unión de ideas. Y eso es algo que no muchos autores pueden hacer (estoy leyendo un par de libros ahora que, les juro, no sabemos nunca ni qué ni cómo piensan los protas, pero de pronto saben todo). Además de que logra crear una atmósfera sombría, espeluznante y perfecta, sin siquiera necesidad de las fotografías que acompañan a los libros principales.

     Entonces, sí… Esto es “review” de “El Director”, pero en realidad, quería hablar un poco de lo magnífica que es la saga Asylum y lo increíblemente ligera, ingeniosa y tétrica a la vez que es la pluma de Roux. Personalmente, es una de mis autoras favoritas, y grité cuando me enteré que viene a la FILBA  (sigo súper emocionada). Espero tener “Escape…” y “House of Furies” enseguida. ¡Mientras tanto, voy a volver a leer toda la saga!

     Si no lo hiciste, ¡hacelo vos también! Y contame qué te pareció.

PD: Perdón la foto tan mala, ¡la saqué ayer cuando todavía temblaba por tenerlo por fin en mis manos!

Anuncios

3 comentarios en “Review: “El Director”, de Madeleine Roux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s