Review: Entre el demonio y el profundo mar azul.

           Bueno, bueno, gente, lo prometido es deuda y, como cuentas claras alargan la amistad, acá va mi pequeña reseña de “Entre el demonio y el profundo mar azul”, de April Genevieve Tucholke, editado por la fantástica gente de V&R editoras (Nuevo sello V&RYA, yay!).

                  Primero, lo que todos deben saber: Esto NO es spoiler-free.

Ahora, lo interesante:

IMG_20161126_130246.jpg

“Una ciudad en la que nunca sucede nada interesante.
Una vieja mansión junto al mar.
Una visita inesperada.
Un peligro oculto.
Y una joven… atrapada entre el Demonio y el profundo mar azul.

Con una prosa poética y adictiva, April Genevieve Tucholke combina el terror gótico con un romance retorcido, dejando a los lectores rogando por más.

No lo olvides: el Demonio puede estar más cerca de lo que imaginas…”

              ¿Qué decirles? ¡Vean esa portada! Desde antes de que saliera a la venta lo estaba esperando con ansias. Tenía un aire a “La Bruja De Wyndspelle”, con la joven, el acantilado, el mar y el terror gótico, y yo moría por encontrarme con otra Adria, les juro.

                Leer este libro fue como irse de vacaciones en tren. Los días previos uno no puede aguantar la emoción, y empieza a imaginar todas las cosas que va a ver y que va a hacer. Cuando por fin llega el día, cuando uno llega a la estación o a la librería, apenas puede contener los saltitos de emoción.

             Cuando empecé con la lectura, sentí que empezaba una travesía en uno de esos trenes sobre los que leemos, los que atraviesan los Pirineos o que te llevan a Hogwarts. Y mientras en mi mente iba saliendo despacio de la estación, dejé que el libro me llenara de detalles, grabando las imágenes en mi mente, dibujando todo como si de un paisaje se tratara. Las primeras páginas me permitieron hacer eso, me dejaron dibujar El Ciudadano, (la casa de nuestra protagonista, Violet), la casa de huéspedes, el cobertizo, y el laberinto; también tengo pintado en la memoria Eco, el pueblo donde transcurre la historia, con su plaza, su cafetería, el túnel del tren…

                Sin embargo, por más que pude meterme en el pueblo y saborear el café al tiempo que olía el aguarrás emanando de la ropa de Violet, no pude identificarme con ningún personaje. Fue como compartir el viaje con gente tan completamente distinta a una que, por más que el paisaje era bonito, sentí una molestia indescriptible durante los cuatro días que demoré en leer el libro.

                Violet, Luke y Sunshine parecen a primera vista lo bastante normales como para hacernos sentir que la historia puede tratarse de cualquiera de nosotros. Y los demás personajes que van apareciendo (River, Jack, Neely) son cautivadores, de esos que de verdad deseás que aparezcan en tu vida para darle una vuelta de tuerca.

                Pese a eso, y tengan en cuenta de que quien les habla es greyromántica asexual, el hecho de que en la página 16 ya tengamos a la protagonista completamente enamorada del chico misterioso con ropas extravagantes que aparece en su puerta, le empezó a restar puntos a la novela.

                Cuando la trama se empezó a desarrollar y se fueron resolviendo interrogantes a medida que surgían otros, tuve la esperanza de que este pequeño problema principal que tuve con el libro se iba a arreglar, pero no fue así, o mas bien sólo fue así en parte, y me decepcionó bastante. En varios momentos pensé que iba a leer a la protagonista decir “prefiero morir antes que alejarme de ti”, bien a lo Bella Swan, porque básicamente es lo único que dice o piensa el 90% del libro. Si bien, en parte, la entendemos, creo que pudo haber sido manejado un poco mejor: un poco más de carácter en la protagonista y un poco más de maldad en… bueno, los malos, hubiera puesto a este libro entre los mejores que leí en el año.

                Y es por esa razón que no pude disfrutar plenamente las cosas realmente disfrutables del libro, empezando por la edición, que es hermosa, las referencias a la literatura y al cine clásico, y los detalles, ¡tan bonitos! De verdad es muy visual y desearía que se hiciera un juego de rol para poder entrar a Eco, alejarme de los protagonistas y explorarlo por mi cuenta.

                Además, tiene buenos personajes: Algunos se van sumando a mitad de camino, se suben al vagón del tren en el que vamos viajando y hacen que la compañía y el viaje sean más agradables. Otros se suben al final, y te dejan con ganas de saber más, con ganas de que el viaje sea más largo para poder conocerlos mejor.

                El final del libro se siente, literalmente, como la terminación abrupta de las vías de tren, cuando estuviste tan ensimismada mirando por la ventanilla el lindo paisaje que ni te diste cuenta de que ya habías llegado (y no exagero: en el último capítulo yo iba de viaje en el colectivo y el chofer me tuvo que gritar “¡termino acá!” porque no me había dado cuenta de que habíamos llegado a la terminal).

                Aún así, a no confundir el final de la vía con el final del viaje. Piensen en que hay que hacer trasbordo. Todo este tiempo estuvimos viajando al norte y ahora hay que esperar por el tren que nos lleve al este. Y sí, esperar no es lindo, pero ¡imaginen lo maravilloso que puede ser este nuevo viaje! Algunos de nuestros acompañantes se quedan acá. Otros se irán para el oeste, y otros nos acompañarán, cuando llegue nuestro tren.

                Mientras tanto, yo espero. Porque el libro me dejó en un lugar bastante lindo. Sigo teniendo esa sensación de que algo está muy mal y pordiosqueloarreglenpronto, pero no creo que esta molestia sea irreparable.

                Fue un buen primer tramo y no voy a ocultar las ganas de seguir el viaje.

          Lo que voy a hacer es dejar de escribir, porque WordPress va contando casi mil palabras y  creo que es mucho. Sí, WordPress. Ni siquiera estoy en un word, escribo lo que se me viene a la mente porque no soy crítica, ni buena blogger. Sólo soy lectora y me dieron ganas de contar qué me pareció el libro.

                Si leyeron el libro, ¡cuéntenme qué les pareció! Si no lo leyeron, perdón por los spoilers, pero vayan a comprarlo. Es una buena lectura y sienta una excelente base para lo que nos queda de viaje. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s