Curiosidades y Recuerditos: Otelo

El  miércoles 25 de febrero de 2009, a eso de las 2 am, publiqué esto en mi viejo blog. Y para no perderlo, lo comparto con Uds. acá.

Otelo. Cibrián – Mahler...

… y Juan Rodó.

“Ya está entre nosotros”

otelo

Y no tiene intención de dejarnos. Al menos no a mí.

A pesar de que hace ya tres horas que salí del teatro “El Nacional“, mi mente sigue recreando cada sonido, cada movimiento, cada luz, cada expresión, cada detalle de la nueva maravilla musical que nos han traído Pepe Cibrián y Ángel Mahler (y Juan Rodó, sigue repitiendo la voz de mi hermana, como un eco, en mi ya resonante mente).

El hecho, señoras y señores, es que esta noche, por primera vez, estuve frente al escenario, viendo a la cara a Juan Rodó y a todo el maravilloso elenco de “Otelo“, escuchando a Ángel, admirando el gran trabajo de Pepe, tras AÑOS de limitarme a expresar mi admiración por sus obras viendo videos y escuchando sus CDs.
Quise escribir inmediatamente lo que sentí, pero tengo que sumar algo más a mi lista de frustraciones. Ya sospechaba que no iba a poder hacerlo, pero ahora estoy segura.

¿Cómo explicar las emociones que se vivieron en esa sala?
Estuve a un paso de Juan Rodó (“el moro de Venecia”), lo saludé, y lo único que atiné a decirle fue “Gracias“. No pude contarle que seguía temblando a pesar de que hacía ya 20 minutos que había terminado la función, que lloré con la última escena, que su canto hace que el corazón de uno se achique y se agigante, que estremece tanto que tardo en recobrarme para empezar a aplaudirlo. Tantas sensaciones tan extrañas para mí, tan nuevas, tan inexplicables.

Y no fue sólo la excelencia de la voz de Juan (quien me agradeció por haber ido.. ¡él me agradeció a mí!) lo que hizo que esta noche mi alma temblara. Desde cada simple reflector, los juegos de luces, las pantallas y las telas, el vestuario (¡qué vestuario!), el maquillaje y la escenografía (que uno podría incluso llamar, no muy acertadamente, ‘simple’), hasta la imponente Orquesta dirigida por Ángel (y que contaba con una gran intérprete en el violoncelo), todo, el gran conjunto, hizo posible que yo me perdiera entre los cantos, los bailes, la envidia, la codicia, el honor, el amor, los celos, la muerte. Me sentí cómplice. Me sentí culpable. Me sentí traicionada y honrada. Todo junto, pero todo a su tiempo. En tres horas (incluso en el intervalo de diez minutos, en el cual canté con mi hermana versos de “Drácula, el musical“), hicieron que mi espíritu se dividiera en partes y se amoldara a los cánticos eufóricos de Bianca, al alma resentida de Yago, al bondadoso cuerpo de Casio..
No quiero hacer Spoiler.

No sé si algún día seré capaz de explicar lo que sentí esta noche (y sigo sintiendo). Tampoco estoy segura de querer explicarlo.
Quería hacerle a Juan Rodó una devolución de lo que había provocado en mí con su voz y su actuación. No pude. Se me fue la voz, y mi mente ya estaba en blanco desde antes. No creo que estas sensaciones se puedan explicitar con palabras. Tal vez debería subir a un escenario y cantar desangrándome al hacerlo, dejando la vida en eso, liberando mi mente y mi alma en cada sonido, regalando mi ser a quien quiera recibirlo, como parece hacerlo Juan. Quizá así pueda devolver al elenco, a la producción, a esas mentes brillantes cuya Arte nos entregan sin pedir algo a cambio, una parte de todo lo que ellos nos dan. Sólo quizá.

Al final, sigo teniendo solo una cosa para decir:
Gracias.

Bien, hasta ahí la entrada. Menuda sorpresa me llevé cuando en el blog del mismísimo Pepe Cibrián apareció esto: http://pepecibrian.blogspot.com.ar/2009/05/gracias-belen.html

Dice algo como:

“GRACIAS A BELEN:

ACABO DE LEER ESTE COMENTARIO Y COMO TENGO EL ALMA PLENA CON LAS EXPERIENCIAS QUE ESTOY VIVIENDO SUMADAS LA LAS DE MIS ALUMNOS DE BUENOS AIRES Y A LOS ENSAYOS DE 30 DIAS Y A TANTAS COSAS, COMO POR EJEMPLO EL EXITO DE CORDOBA EN DONDE SE LLENO DE PASION LA SALA Y TODOS LOS ELENCOS SE CONFUNDIERON EN UNO, ME AUTO PREMIO PUBLICANDO ESTO QUE ES UNA DE LAS MAS BELLAS CRITICAS RECIBIDAS. TAN SUBJETIVA EN REALIDAD COMO LA DE UN CRÍTICO ESPECIALIZADO PUBLICADA EN UN DIARIO. AMBAS, INSISTO, SUBJETIVAS. PERO ESTA ME TOCO EL ALMA. GRACIAS A VOS BELEN Y CLARO QUE TE TIENE QUE AGRADECER JUAN. Y YO Y ANGEL Y TODOS AGRADECER A USTEDES QUE TIENEN LA GENTILEZA DE VENIR A VERNOS. A USTEDES Y A VOS… GRACIAS.”
Así que… bien. Si hago más “reviews” es culpa de Pepe Cibrián.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s